Eletrólisis Percutánea Terapeútica (EPTE)

EPTE_2
Eletrólisis Percutánea Terapeútica (EPTE)

La Eletrólisis Percutánea Terapeútica, EPTE, es la técnica revolucionaria para el tratamiento de tendinopatías. Utiliza eptemicrocorrientes para que la aplicación sea practicamente indolora para el paciente. EPTE es una técnica efectiva, rápida en su aplicación, y que acorta los tiempos de recuperación del paciente y por tanto los costes sanitarios. EPTE es el primer equipo de electrólisis percutánea terapeútica con certificado CE sanitario que avala sus beneficios para la salud.

La EPTE consiste en la aplicación de microcorrientes a través de una aguja de acupuntura. De esta manera, el fisioterapeuta accede al tejido blando dañado e induce así su autorrecuperación. La EPTE provoca una reacción física en el tendón. Gracias a su modulación de intensidad se genera una inflamación controlada, necesaria para la recuperación. En 48 horas se recupera movilidad y el dolor se ha mitigado.

EPTE está indicada para todo tipo de pacientes, desde deportistas de élite hasta trabajadores o amas de casa. Alta tasa de éxito en fisioterapia invasiva: con EPTE miles de pacientes ya han recuperado su vida sin dolor.

Beneficios de la EPTE

La EPTE activa la primera fase de cualquier proceso regenerativo paralizado en una tendinopatía. Mediante este proceso se destruye el tejido degenerado y se provoca una fase de respuesta inflamatoria, necesaria para todo proceso de regeneración. Es el propio organismo el que inicia su recuperación, inducida por el efecto de la EPTE. Indicado en: tendón del supraespinoso, tendón rotuliano, tendón de aquiles, epicóndilo, fascia plantar, pubis…

Aplicaciones de la EPTE

El fisioterapeuta hará la aplicación del tratamiento con EPTE ante una lesión tisular o si ha fallado el tratamiento conservador habitual. Tras la aplicación de EPTE, el profesional realizará un vendaje antiisquémico compresivo para aproximar las paredes. Después de realizar el tratamiento en cualquier patología, nunca se debe aplicar hielo ni tomar antiinflamatorios.

Se complementará al organismo con productos naturales que estimulen el sistema inmunitario, para que nuestro propio cuerpo nos ayude a solucionar la lesión. Iniciaremos las sesiones de trabajo isométrico y concéntrico-excéntrico las posteriores 12 semanas para la recuperación definitiva.

Detalles

¿Te gusta?3