Plataforma de Estabilometría
Plataforma de Estabilometría
Plataforma de Estabilometría

Plataforma de Estabilometría

Con esta tecnología analizamos cómo está repartido el peso del cuerpo del paciente, lo que nos permite medir el desplazamiento de su centro de gravedad. La plataforma dispone de dos cámaras para el análisis de la postura y la pisada del paciente.

El cuerpo humano nunca está inmóvil cuando permanecemos de pie, es decir, mientras estamos erguidos, realizamos pequeños movimientos oscilando en torno a nuestro centro de gravedad. La plataforma de estabilometría registra y evalúa la frecuencia y amplitud de estas oscilaciones posturales. A través de un software específico la información se trata para su posterior análisis en el que podemos evidenciar asimetrías y alteraciones posturales en los diferentes planos: frontal, perfil (sagital) y posterior.

análisis de la postura pisadas
La posturografía, en condiciones estáticas, aprecia la calidad del sistema de regulación postural de un sujeto en condiciones ortoestáticas mediante una plataforma de fuerzas constituida por un plato rígido que reposa sobre tres captores. Combinando las informaciones dadas por los tres captores, el ordenador es capaz, en todo momento, de dar la posición del centro de presión de los pies de la persona que se puede considerar, en ciertas condiciones, como la proyección sobre el suelo del centro de gravedad.


El paciente recibe la consigna de quedarse de pie sobre la plataforma, lo más quieto posible, en dos condiciones experimentales: “ojos abiertos” y “ojos cerrados”. Cada secuencia dura 51,2 segundos. Durante el transcurso del examen, el polígono de sustentación no debe deformarse ni desplazarse. Haciendo la lectura de la posición muchas veces por segundo, el ordenador hace la lectura de las diferentes posiciones adoptadas por la persona y después las representa, en tiempo real, en forma de traza, en la pantalla del ordenador. El camino recorrido por esta proyección lo llamamos statokinesigrama. Este trazado permitirá el cálculo fiable de un cierto numero de parámetros que nos indicaran como la persona mantiene su equilibrio.

En caso de que alguna de las entradas de información esté alterada, será necesario modificar dicha información y con ello regular el tono de los músculos que se han visto afectados. Esto lo conseguiremos colocando una plantilla postural, un prisma postural, una corrección odontológica y/o ortodóntica, terapia manual…

Dada la complejidad del sistema y los múltiples especialistas que pueden aportar soluciones a los diferentes casos es necesario un abordaje multidisciplinar. Por esto en San Lázaro trabajamos coordinadamente con otros especialistas (podólogo, optometrista, psicólogo…), lo que nos permite derivar a cada paciente al especialista que mas pueda aportar en la resolución de cada caso.

Detalles

¿Te gusta?1