Valoración y tratamiento en Suelo Pélvico
Valoración y tratamiento en Suelo Pélvico

Valoración y tratamiento en Suelo Pélvico

Primera visita:
  • Para poder hacer un buen diagnóstico el primer día elaboraremos la historia clínica. A través de la misma podemos conocer factores de riesgo que pueden estar interviniendo negativamente en el buen funcionamiento del suelo pélvico: gestos profesionales, hábitos posturales, hábitos de higiene íntima, frecuencia miccional y de evacuación de heces, relaciones sexuales, enfermedades o medicamentos influyentes, alimentación, cirugías, partos, síntomas…
  • Exploración física: postura, patrón respiratorio, tono del diafragma, estado de las estructuras viscerales, exploración intracavitaria vaginal y anal (manualmente y en determinados casos con tonímetro, que nos ayuda a cuantificar la fuerza que es capaz de desarrollar el suelo pélvico y la calidad del tejido conjuntivo que lo constituye). En disfunciones anorectales se valora la capacidad contráctil del esfintger anal externo y el llenado del recto a través de sondas de presión.
Tratamiento:

El tratamiento no es protocolarizado sino que en función de las dificultades de cada paciente se aplican unas u otras técnicas. Deberemos actuar sobre:

  • La respiración: aprender a respirar de manera correcta, eliminar tensiones de la musculatura respiratoria, sobre todo del diafragma.
  • Higiene postural: ejercicios de conciencia corporal, trabajo de flexibilización con terapia manual, movilizaciones, estiramientos, camilla de inversión, trabajo del tejido conjuntivo…

Trabajando estas dos esferas pretendemos mejorar los movimientos que se realizan al largo del día para ayudar a distribuir de manera más eficaz las presiones de tórax-abdomen-pelvis y poder prevenir, frenar o mejorar los prolapsos o tensiones del suelo pélvico. También intentaremos readaptar las actividades de la vida diaria que pueden poner en riesgo la funcionalidad del mismo.

Trabajo del cuerpo y musculatura del suelo pélvico: conocer y saber localizar las diferentes estructura óseas (pelvis, columna…) trabajar la musculatura implicada (sobre todo suelo pélvico y abdominales) a través de dibujos, autopalpación, con videos del propios del paciente y con la utilización del Biofeedback, los ejercicios de Kegel, la electroestimulación, el trabajo del Core y la Gimnasia Abdominal Hipopresiva (GAH).

Biofeedback: a través del mismo se ayuda al paciente a saber localizar la musculatura del suelo pélvico, aprender a contraerla y relajarla de manera correcta. Es un herramienta que nos sirve tanto para valorar la calidad de la contracción y la resistencia del periné, como para evaluar la progresión a lo largo del tratamiento.
Si no encontramos una debilidad y encontramos un espasmo muscular (tensiones mantenidas en la musculatura) se trabaja para eliminar esas tensiones de manera manual, normalizar esas tensiones y posteriormente trabajar la fuerza. Igualmente trabajaremos en el caso de encontrar cicatrices; episiotomías, desgarros, cirugías… eliminando o mejorando el estado de las mismas. El dolor es un factor relevante en el funcionamiento deficiente del suelo pélvico, así que es una prioridad en el tratamiento intentar eliminarlo.

Ejercicios de Kegel: una vez que el paciente tiene localizada la musculatura y comprobamos a través del biofeedback y manualmente que la contrae y relaja de manera correcta se pautan estos ejercicios para que los realice en casa. Con los ejercicios de Kegel mejoramos sobre todo el trofismo de la musculatura más superficial, la propiocepción y la vascularización de la mucosa. Es importante recordar que la musculatura superficial es importante en la fase de excitación y en la fase de orgasmo, así como en la fase final del expulsivo en el parto.

Electroestimulación: a través de una sonda intracavitaria (vaginal o anal dependiendo del caso a tratar) se estimula el nervio pudendo, nervio principal de la zona pélvica. Al trabajar este nervio, de manera directa, se mejora la capacidad contráctil de la musculatura y la vascularización. En el caso de personas que no tienen contracción muscular o que no saben localizar la musculatura la electroestimulación es clave para poder reactivar estos músculos y posteriormente trabajarlos de manera activa.

Trabajo del CORE: se trabaja el conjunto de músculos que dan soporte y estabilidad de la columna lumbar y la pelvis. El suelo pélvico es la base de este “corset”, la parte anterior es el músculo abdominal Transverso del abdomen, por encima el Diafragma torácico y los músculos posteriores que estabilizan las vértebras son los Multífidos. El objetivo de trabajar este “corset” es coordinar este sistema y reforzarlo en caso de debilidad para mejorar las presiones, la estabilidad de la zona y su contracción en momentos de esfuerzo, cambios posturales… Son ejercicios que se entrenan para intregarlos en la vida diaria; sentarse, estornudar, levantar un peso…

Gimnasia Abdominal Hipopresiva (GAH): la GAH es un conjunto de técnicas posturales que trabajan la postura, la respiración, la “cincha abdominal”, la contracción refleja de la musculatura del suelo pélvico y el reequilibrio del SNC. La GAH es Importante para reforzar la musculatura profunda del suelo pélvico, de vital importancia en la continencia.

Estas son algunas de las técnicas utilizadas en el tratamiento del suelo pélvico pero, como ya se ha expuesto anteriormente, estas pueden variar dependiendo de las dificultades y particularidades de cada paciente.

Recordar que el buen funcionamiento del suelo pélvico y todo este sistema que acabamos de explicar no solo es importante en la zona, sino que es clave para el buen mantenimiento de la postura y la respiración evitando así muchos problemas y dolores de espalda y articulaciones.

Fisiosexología

Coloproctología


A. Belén Fernández Álvarez
  • Fisioterapeuta especialista en suelo pélvico, periparto y fisiosexología
  • Especialista en alteraciones viscerales.
  • Máster en sexología
Gemma González Sánchez
  • Fisioterapeuta especializada en suelo pélvico, periparto y coloproctología
  • Especialista en Dolor Pélvico Crónico (DPC)
  • Especialista en Nutrición en los procesos de intervención fisioterápica.

Detalles

¿Te gusta?8